×

Ánimos desbordados y mensajes perdidos

Ánimos desbordados y mensajes perdidos

Andrés A. Solis*

La semana pasada yo anticipaba esto:

“El discurso que dará el presidente con el pretexto de su recorrido en el tren maya será realmente intrascendente; será, al viejo estilo priísta, un mero mensaje político saturado de propaganda.” (Entre Periodistas No.282, 30 de agosto de 2023)

Así fue, el presidente hizo lo que todos los presidentes. Desvivirse en el autoelogio y en dar apenas unos cuantos datos, unas cuantas cifras para justificar sus dichos.

Lo divertido vino después. La sesión de Congreso General debió iniciar a las 17:00 horas, con el pase de lista de los plenos de las Cámaras de Diputados y Senadores para iniciar el primer periodo ordinario de sesiones del tercer año de la actual legislatura. Inició tarde, porque la secretaría de Gobernación llegó tarde a entregar el quinto informe de gobierno como lo marca la ley.

Violando el reglamento del Congreso de la unión, los protocolos parlamentarios y hasta las mínimas formas de la diplomacia política, Luisa María Alcalde Luján tomó la tribuna del Congreso para dar un discurso político que nadie le pidió y que no tenía por qué dar.

Hasta repitió (como lo hacen todos y todas las integrantes del gabinete) las frases que su jefe había leído en ese mensaje con motivo de su quinto informe de labores.

Vinieron los posicionamientos de los partidos. Las alabanzas de los aliados, las descalificaciones de los adversos y el mensaje advenedizo de Movimiento Ciudadano.

Y la cosa se puso mejor.

En pleno ejercicio de sus derechos como senadora, Xóchitl Gálvez Ruiz dio el mensaje a nombre de su bancada, el PAN, pero más bien dio un discurso de campaña que le arrebató hasta las frases domingueras al presidente. Tundió con todo al presidente, a sus aspirantes a sucederlo, a su partido Morena y sus rémoras del PT y Verde.

Le tocaba a Morena dar el último mensaje, por ser la bancada mayoritaria, pero en vez de dar un posicionamiento a favor de su líder, la diputada Aleida Alavez se dedicó a despotricar y responder con odio y saña a su antecesora en la voz, un triste espectáculo que sólo ayudó a la ungida candidata presidencial para que fuese (y lo iba a ser), la nota de portada.

El 1 de septiembre los mensajes dieron más nota que en los cinco años previos y si así fue este circo el pasado viernes… imagínense lo que nos espera de aquí al 2 de junio de 2024.

Por cierto, cuando el presidente dijo que se necesita mucho para gobernar y no sólo decir groserías, ¿se refería a Xóchitl Gálvez o también incluye a Gerardo Fernández Noroña?

  1. El presidente habla de democracia e interpretaciones. Como sea, nunca a lo largo de su gobierno había acudido a un informe de gobierno de ningún gobernador o gobernadora, ni siquera de su partido. Vamos, nunca ha acudido a ninguna toma de posesión. Alfredo Del Mazo ha sido el más obediente, disciplinado y lambiscón de todos y todas las gobernadoras del país, el peor priísta mexiquense y su premio aún no llega, pero ayer fue una señal.

*********

*Periodista, autor del “Manual de Autoprotección para Periodistas” y de la “Guía de buenas prácticas para la cobertura informativa sobre violencia”. Conduce el programa “Periodismo Hoy” que se transmite los martes a las 13:00 hrs., por Radio Educación.

Denuncias