×

La ingratitud del oficio periodístico y dos años de Gobierno sin pena ni gloria

La ingratitud del oficio periodístico y dos años de Gobierno sin pena ni gloria

Por Miguel Ángel Meléndez Nava

Inicio mis comentarios reconociendo el trabajo periodístico que por más de tres  décadas desarrolló el periodista Sergio Enrique Díaz, quien fue uno de los primeros comunicadores que rompió los paradigmas de escribir linealmente en favor de los políticos y de los gobiernos en turno, sin duda el oriundo de San José Xicohténcatl, dio un viraje al periodismo escrito, ya que a través de sus notas periodísticas y de su columna semanal, el periodismo tlaxcalteca fue adoptando la crítica y los señalamientos como un medio para que la sociedad tlaxcalteca no sólo conociera los excesos de los políticos y de los grupos que  por décadas han  ostentado el poder, sino que el periodismo  fuera la palabra de una sociedad que solo leía y conocía lo que el poder quería,  el Checo, como todos lo conocíamos fue  un interlocutor social  para señalar los excesos y la corrupción de la clase política que por muchas décadas fue intocable, sin duda el joven periodista logró posicionarse como un comunicador  crítico, quien como todo ser humano tuvo errores y excesos,  pero creó una escuela, la cual revolucionó el periodismo tlaxcalteca.

Quien esto escribe tuve oportunidad de platicar, analizar, discutir  y de  convivir con Sergio Enrique, quien platicaba alegremente sus experiencias como periodista, como servidor público  y como  líder de la UPET, pero  siempre  uno de sus grandes principios y orgullo  fue el pertenecer al “Sol de Tlaxcala”, un medio que por muchas décadas ha sido  referente de las noticias en el estado, aunque  con la llegada de los medios digitales y las redes sociales, los medios escritos han tenido que revolucionar su información y “el Sol de Tlaxcala” no ha sido la excepción,  si bien el Checo tuvo grandes logros y satisfacciones , la vida y el tiempo, le jugaron una mala jugada  y  esta fue cuando perdió la lucha por la vida, ya que la mayoría de sus amigos de profesión y los políticos que algún día lo alabaron, olvidaron  a quién le decían ser amigo, sin duda que fue triste ver como solo sus familiares y sus  verdaderos amigos lo acompañaron, haciendo valido el dicho popular que dice  “arrieros somos y en el camino andamos”, pero seguramente el Checo, ya no necesitará de simulaciones, ahora ya  está al lado de su papá y de sus amigos periodistas, disfrutando de la paz celestial,  que descanse en paz el maestro del periodismo. 

Pasando a otro tema, inicio el mes patrio y los festejos gubernamentales  fueron opacados, ya que los trabajadores del  Sindicato del 7 de mayo, siguen en pie de lucha, exigiendo su reconocimiento a través de su toma de nota y que los servicios médicos sean respetados, sin duda el gobierno de Lorena Cuellar, atraviesa por una crisis de gobernabilidad, ante la ineficiencia de la Secretaria de Gobierno, ya que, ni el Secretario ni el director de gobernación, han mostrado capacidad de ser operadores políticos  para solucionar una serie de problemas los cuales se han ido acumulando y creando una inestabilidad social, que de no ser atendidas pueden desembocar en más marchas, manifestaciones y  enfrentamientos, ya que como se ve los funcionarios gubernamentales en lugar de utilizar el dialogo y la concertación, fomentan la confrontación entre compañeros trabajadores, quien esto escribe, tuve oportunidad de platicar con algunos trabajadores de confianza quienes fueron convocados para asistir a la colocación de los bandos cívicos, y me señalaron palabras más, palabras menos  que poca madre del gobierno que nos trae para enfrenarnos con nuestros compañeros, sin duda señalamientos muy fuertes, ante la ineficiencia de  funcionarios gubernamentales, de ahí que  la gobernadora debe tomar determinaciones que no pongan en peligro la paz social del estado, primero; respetando la autonomía sindical, segundo; valorando los servicios médicos que brinda la iniciativa privada ya que es burocrática y con faltante de medicamentos, lo que seguramente va a detonar más manifestaciones y  puede generar que la policía sea utilizada para reprimir la libertad de expresión y manifestación.

Sin duda que se viene tiempos difíciles para la gobernadora y su gobierno, sino tiene la capacidad de  tomar las medidas necesarias;  los cambios en su gabinete son urgentes,  sino quiere tener problemas sociales, ya que están  en puerta la celebración de las fiestas patrias y el mundial de voleibol, eventos que pueden generar violencia y enfrentamientos,  a dos años de gobierno las expectativas de una nueva historia, solo se han  quedado en discurso y buenos deseos.

Denuncias